La pitahaya

Bueno amigos, he estado unos días liadillo con recetas con naranjas y ya he parado de inventar porque a este paso de tantas que tengo no voy a tener tiempo ni para tomarme un vasito de agua así que, cuando vaya realizándolas seguiré sacando de la manga algunas más.

Lo que hoy vamos a hacer es seguir con las frutas, así como ya hicimos con la caña de azúcar hoy os voy a presentar una de las frutas que estoy viendo cada día en más fruterías, la “Pitahaya”.

 


La pitahaya o también llamada fruta del dragón proviene de un cactus, así es, como lo estáis leyendo es el fruto de un cactus de la familia de las “Hylocereus” , se puede encontrar desde Centro América hasta América del sur. Se cuenta que su origen es indochino y un experto naturalista francés la llevó a otras partes del mundo. A día de hoy Vietnam es el primer productor de esta fruta y es allí donde la llaman “fruta del dragón, y esto es pues más o menos lo poco que se de historia acerca de la pitahaya.

 

Ahora bien, encontramos dos tipos de pitahayas, la roja y la amarilla, es ésta última la que se encuentra habitualmente en mercados y tiendas, lo curioso de esta variedad es que crece en zonas tropicales de América central y Sudamérica sobre todo en Colombia.La roja crece en México, Nicaragua y sobretodo en Vietnam como ya os he contado. Las dos variedades tienen un contenido nutricional interesante, no obstante, la roja contiene mas vitaminas. La pulpa tiene un sabor muy fino y exquisito parecido a el agua azucarada, contiene vitamina C que ayuda a la absorción del hierro de los alimentos, aumenta la resistencia de nuestro organismo y tiene una acción antioxidante. En resumen que es la fruta ideal para combatir la anemia. Lo malo es que su poder laxante es demasiado efectivo por eso se recomienda que no si estáis pasando  por una diarrea, es mejor que intentéis evitar esta fruta.


 

 

 

 

 

 

 

A mí personalmente no es una fruta que me disguste, os puedo decir que es del tipo chirimoya, cortamos por la mitad y a comer. Podemos echarle azúcar y comernosla, bañarla en chocolate, hacer galletas, en helado, mermeladas, juntarla con yogur… un sinfín de posibilidades, aunque recomiendo para un primer contacto comerla tal cual. Como una curiosidad también os cuento que la pitahaya se usa en una receta junto a pétalos de rosa y codornices, receta la cual si os habéis leído el libro de Laura Esquivel ” Como agua para chocolate” os sonara mucho, y si además tenéis curiosidad os la dejo en el siguiente enlace: Receta de codornices con pitahaya y pétalos de rosa.

 

Disfrutad del día y no os perdáis la siguiente actualización que venimos con recetas 🙂

Anuncios

Acerca de CulinArts

Grupo gastronómico con ganas de enseñar y aprender en el mundo de la cocina y coctelería. Organizamos cursos para transmitir nuestra experiencia. Ver todas las entradas de CulinArts

4 responses to “La pitahaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: