Recomendado: Bitoque de Albia

Bueno amigos, creo que hoy os traigo una buena crónica de cómo disfrutar de la compañía y unos cuantos, buenos, muy buenos pinchos en un bar de Bilbao, porque hoy…. Hoy toca hablar del Bitoque de Albia.

El bitoque de Albia, un bar regentado por el Cocinero Darran Williamson James, ganador y finalista en múltiples concursos de pinchos (o pintxos como prefiráis). El caso es, que yo no tenía ni conocimiento alguno de este local, pero mi querida asociada precursora de Diano’s Cook me llevo a ¿tapear? ¿pinchear?… No lo sé, pero lo cierto es que nada más entrar el local me encantó.

Si mezclas el blanco con el negro, le das unos toques de plata y cobre… y además metes metacrilato en ciertas partes para crear cuadros de la nada… Has triunfado conmigo, o al menos, estéticamente hablando. Una barra amplia, una carta escrita en la pared con letra grande, que se pueda leer bien. Además añade un trato agradable, butacas por doquier y sin duda alguna un espacio “reservado” con mesitas y barras improvisadas en la cristalera que da a la calle… Ahí sí.

Pero pasemos a lo que más nos mola por este blog, la comida…

Para comenzar entre tanto pincho y no pincho siempre me he decantado por probar los calientes, ¿por qué? pues para empezar porque son los más vistosos y sin duda alguna los diferentes porque en lo que viene siendo pincho frío me encuentro con:  croquetas, patatas bravas, jamón con tomate, anchoas y aceitunas…. Y eso no.

Asi que el primer pincho en caer fue el “Cochinillo asado con mermelada de cítricos”. (este de aquí arriba) Y yo, ahora… ¿qué os puedo decir? Pues sin más, uno de los cochinillos más melosos, suaves y blandos que he probado en mi corta carrera, cocción increíble, ternura máxima, sabor brutal, un crocanti de aupa y luego la naranja confitadita y nadie me quita de mi cabeza el que yo percibí notas de curry, hubo ahí alguna especia, o algo en la mermelada que me transporto a la India por un segundo.

Pero os he engañado como un bellaco y no empezamos por ahí, no, porque Darran salió a saludar a mi querida compi Diana y nos preparó algo en lo que estaba trabajando, “Mousse de tomate con su tierra”. Poder decir algo de este pincho es magnífico a pesar de que tuvieran un punto de acidez y no captase por completo el concepto de “mousse” para este pincho, pero el tomate se deshacía en la boca (y creo que de aquí viene el adjetivo de mousse). La tierra un “gomasio” (semillas tostadas, principalmente con gran protagonismo para el sésamo) y una cremita por debajo que yo sigo pensando que era de cilantro.

Nuevo pincho sale por la puerta… Madre del verbo! que preciosidad de emplate, veamos… aquí tenemos “Brandada de bacalao, tapenade y skins”. Jandro…¿qué son los skins? pues amigos, como dice la propia palabra “pieles“… La piel del bacalao fritita y crujiente para poder untar la brandada, pero es que así tenía demasiado sabor a bacalao el tema y si te mola vale, pero si no, acabarás rechazándolo y la verdad que no merecía ser rechazado, probé por separado y acabe mojando pan en la brandada. El tapenade, bastante equilibrado pero no acabo de matizar todo el potencial de la aceituna.

Cuando augurábamos el postre (del cual no tengo foto, pero la conseguiré, escribiré un post con postres y lo colgaré) apareció el camarero avisándonos, advirtiéndonos que aún quedaban un par de pinchos más para ser devorados. Así fue, no nos engañó al rato apareció con un plato en el que se veía un tomate triturado, un buen aceite y encima…. una…. “Hamburguesa de atún rojo con ensalada de caviar”, debo decir que el caviar no estaba mal, un caviar como otro cualquiera, pero de calidad. Ahora bien, el atún, bueno, crudo por dentro, no acabo de gustarme la historia y menos el color que tenía pero oye, malo, no estaba pero resulto muy pesada y no acabamos con ella.

Y no muy lejos de dejar la hamburguesa en la mesa, apareció de nuevo el camarero con una “Ensalada de pollo tandori, pepino, yogur y menta”. Darran si me estas leyendo te digo, con este y no con otro pincho me mataste, el tadori es una de las preparaciones para el pollo que más me gustan, y no es solo eso… Es que, además estaba en su justo y exacto punto, jugoso, suave, contrastado con el pepino, el yogur y la menta (otro clásico étnico), una buena ensalada de brotes y hojitas baby… y cataplum chin chin.

Y es aquí y no en otro lugar donde acaba mi crónica y experiencia en el Bitoque de Darran Williamson,  un buen sitio, unos precios adecuados a la calidad y cantidad del pincho que con una cervecita entran solos y no te quedas con nada de hambre.

Un saludo a todos y os invito a que si estáis por Bilbao y no teneis ni idea de donde dejar caer vuestros culos, el Bitoque es una buena baza.

Buen provecho!

Bitoque de Albia

Alameda Mazarredo, 6 – 48001 Bilbao

Telf: 944 236 545 – www.bitoque.es

Anuncios

Acerca de CulinArts

Grupo gastronómico con ganas de enseñar y aprender en el mundo de la cocina y coctelería. Organizamos cursos para transmitir nuestra experiencia. Ver todas las entradas de CulinArts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: