Hoy NO recomendamos: Bar Zuga (VIII)

Buenas queridos amigos culinartistas, hoy os traigo una crítica de esas que te dejan atónito, ¿por qué? Pues es de estas en las que vas con una idea de algo maravilloso y cuando sales, lo maravilloso es que tu estómago siga bien. Además viene acompañada de una de las novedades del blog este año: “Cooking You” que va a ser la marca denominante en todas aquellas colaboraciones, y criticas conjuntas que haga con D.Legido (cuyo blog encontráis aquí: Dianos cook)

La historia de visitar el bar Zuga  viene de lejos, ya hace un año leí sobre el señor David M. Asteinza, todo un genio en la cocina en miniatura, en el maravilloso mundo de pincho. Pero para  ponernos en situación debo explicar primero que soy un amante de la cocina en miniatura, del pincho, de la tapa… lo que más me gusta de llegar a un bar y pedirme la caña, es pues, eso mismo…. La tapa, que es toda una tradición como todos sabéis o al menos por lo que estoy viendo aquí en Madrid, lo es.

El bar Zuga está situado en la Plaza nueva de Bilbao en una esquinita, el bar, que me gusta cómo está decorado (y sí, muchos puntos le da que una rana sea el logotipo) y musicalmente me encanta ese rollo rock que llevan es de lo mejor, la barra petada de pinchos y es que… poco más podemos decir de cómo es el bar, ¡hay más gente fuera que dentro!

 

Ahora lo que nos interesa, la crítica. Entramos al bar con la premisa y promesa de disfrutar de unos pinchos de nivel, así que nos adentramos, agarramos un trozo de barra y nos acoplamos, después de estar revisando los pinchos, optamos por elegir 4 y catar con la consiguiente consumición de un par más.

 

El primer pincho fue el más vistoso, un cucurucho de masa de empanadilla o de típico canutillo (frito en aceite de 3 meses, pues sabia a calamares) coronado con una bola de mousse o crema de “mar” ¿Por qué digo esto? Bien… porque lo que parecía un helado azul, (muy bonito el colorante) resulto ser una pelota del mar, pues, vale que hagas una mousse de anchoas, como si haces una salsa cesar… pero ten dos dedos de frente, ¡ponle pocas! Entre eso y que seguramente llevaba sal…. Imaginad como estaba mi boca, menos mal que conservo la tradición de guardarme algo de cerveza hasta el final del pincho/tapa porque… ouf en fin ahí se quedó, en el plato, hasta que me dio por jugar con la comida (niños no lo hagáis si no sois cocineros) y descubrí que en el interior del cono había jamón en trozos, rancio, pero en trozos.

 

 

El siguiente en caer fue un pastel de cabracho con pimientos y una salsita, para comenzar quiero decir que fue lo único que no me disgustó, porque me gusta el pimiento eh, que si no pues ya puedes ir despidiendo otro pincho porque era eso, pimientos a saco ya que el sabor del cabracho no se lo encontré por ningún sitio.

 

Después se presentó la carolina de queso, un pincho laureado por muchos, un clásico de la cocina vasca, pero en versión salada, con una tartaleta de masa quebrada rellena por una mousse de queso azul y queso de cabra, coulis de mango y una línea de chocolate…. Un pincho que entra por el ojo a todos aquellos que les mola el queso, y a los que no (como es mi caso) también te entra por el ojo que bonito es, pero para muchos acaba siendo una bomba pesada de chocolate que podría aligerarse si en vez de el coulis decorar, llevara dentro un par de perlitas. Todo esto del sabor lo digo por medio de mi acompañante, ya que este pincho yo… ni catarlo.

 

 

 

Pero bueno para finalizar lo que yo pensaba como croquetoadicto, salvaría todo el mal rato pasado entre sal, pimiento, anchoa y queso…. ¡pues no ¡ la croqueta adivinad conmigo (redoble de tambor) ¡era de queso azul! Eso sí sobre una lonchita de ese jamón que decoraba absolutamente el 70% de pinchos que estaban sobre la barra, según lo cual solo puedo decir que, el bar Zuga sustenta el consumo de jamón, queso y anchoa. No quise probar la croqueta y me pareció malamente que el camarero no comentara nada sobre los pinchos sino que era una croqueta de algo… algo… bueno claro  (o no).

 

En fin lo que desde luego he visto en estos vídeos de aquí http://www.youtube.com/user/davidasteinza nada tiene que ver con la realidad del bar, creo que en realidad estos pinchos aparte de costar más caros de lo que nos costó cada uno de los anteriormente citados, que fueron 2 señores euros por cada pinchito, debe ser que se los pone a la gente que conoce, ya que carta no había aparte de unas pizarras con “x” ofertas, para que luego tu mires y veas como saca un par de platos de pizarra (que deben abundar por la zona) con unos pinchos al menos curradísimos para los amigotes…. Lo cual aparte de feo me pareció sin duda alguna uno delos motivos por los cuales va tan mal esto de los bares.

Solo y para terminar me quejo de una cosa más, me parece mal, pero muy mal que se rían de un servidor por pedir una “cañita” no sé si es que el termino caña es solo de la zona, ojo, he estado en otros bares de casi la misma zona y me han colocado mi caña de cerveza… no, como en este caso, al pedir la caña, el camarero mira al cocinero, y debe ser que no era su día porque les oí decir “cañita cañita”  (que esta bien que tengan sus bromas, pero que el cliente no te escuche, leñe), y los dos acaban riéndose hasta que te les quedas mirando con cara de indiferencia , y  dejan de reírse.

 

En definitiva amigos, que si vais por Bilbao, por la zona de la plaza nueva, ya os estoy diciendo que tenéis mil sitios mejores para dejar dinero que a estos “papanatas” (Persona simple, pachorrona),  que aparte de ser unos irrespetuosos, no saben tratar al cliente. Es decir, señores, esta es mi experiencia con este bar, del cual, solo sé, que pisaré para comprobar si esta impresión de hoy, se repite.

 

¡No os perdáis esta noche, la receta!

Anuncios

Acerca de CulinArts

Grupo gastronómico con ganas de enseñar y aprender en el mundo de la cocina y coctelería. Organizamos cursos para transmitir nuestra experiencia. Ver todas las entradas de CulinArts

3 responses to “Hoy NO recomendamos: Bar Zuga (VIII)

  • Cocinero

    Menuda critica

  • Amaia

    Pues yo debo decir que mi experiencia en el bar Zuga es muy contraria a la tuya, suelo ir a menudo y siempre me han tratado correctamente. Respecto a los pintxos, no tengo palabras, me parecen exquisitos. Lo siento pero solo puedo coincidir contigo en que el Sr. David M. Asteinza es un genio del pintxo.

    • CulinArts

      Hola Amaia, antes de nada gracias por pasarte por el blog, desde luego coincidimos en que David M. Asteinza es un crack de la miniatura, pero como digo yo siempre en estos casos, respecto a las críticas, hay días y días, la verdad no todos son iguales y siempre se tienen malos días, esto es una experiencia que tuve y me gusta volver a los sitios a repetir por esto mismo.

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: